Artículos

Javier Roldán

perro obeso

El sobrepeso es una cuestión muy seria

1 de cada 3 mascotas tiene sobrepeso u obesidad.

Un sobrepeso de tan solo un 20% puede suponer un riesgo mucho mayor de padecer graves problemas de salud como diabetes mellitus, artritis, cálculos urinarios o enfermedades cardiovasculares.

riesgo extremo

Sabías que cuanto mayor es el porcentaje de grasa corporal, mayor es el riesgo de:

  • Diabetes
  • Artritis y perdida de movilidad
  • Enfermedades respiratorias
  • Enfermedades urinarias
  • Menor esperanza de vida

Gato en tendedero

Una de las urgencias más habituales en cuanto llega el buen tiempo, son los gatos que se caen de la ventana, del balcón o de la terraza.

phlebotomusEn la zona que vivimos la incidencia de enfermedades transmitidas por mosquitos es mínima, pero estamos en verano y es época de viajar con nuestras mascotas.

En el Hospital TuCan desde hace unos años venimos ofreciendo como complemento al tratamiento médico convencional, una opción terapéutica que ha demostrado su utilidad para un amplio rango de enfermedades, sobre todo las dolorosas y degenerativas, me refiero a las sesiones de acupuntura.

 

Como en los humanos la acupuntura veterinaria corrige los desequilibrios de la energía en el cuerpo de los animales mejorando con ello la circulación sanguínea, la estimulación del sistema nervioso y favoreciendo la liberación de endorfinas, entre otras sustancias.

 Con la acupuntura veterinaria se consigue:

  • Relajar la musculación favoreciendo el alivio del dolor.
  • Mejorar el flujo sanguíneo en la zona tratada, la oxigenación y la eliminación de toxinas.
  • No tiene efectos secundarios negativos.
  • Aunque el animal esté siguiendo un tratamiento convencional puede ser tratado sin problemas con acupuntura.

En este articulo vamos a responder a las preguntas más comunes:

 

sala de acupuntura

 

  ¿Quién puede aplicar sesiones de acupuntura?

 

En la actualidad la legislación no permite aplicar ningun tratamiento a un animal si no es por un titulado veterinario, además se debe exigir a la persona que la aplique una titulación especifica. En nuestro caso las sesiones son efectuadas por Javier, el cual está en posesión de un título de veterinario especialista en acupuntura expedido por IVAS, la Sociedad Internacional de Veterinarios especialistas en Acupuntura.

 

  ¿En que enfermedades se puede usar?

 

Las patologías más comunes en las que la acupuntura ha demostrado su utilidad son:

  • Alivio del dolor
  • Parálisis y Paresias de los miembros posteriores
  • Afecciones motoras de los miembros anteriores
  • Analgesia en el dolor agudo y crónico
  • Patologías dérmicas (alopecias, prurito y otras como granulomas por lamido)
  • Patologías del tracto gastrointestinal
  • Afecciones músculo-esqueléticas degenerativas o seniles
  • Afecciones de columna vertebral
  • Enfermedad respiratoria crónica

 

Antes de aplicar acupuntura al perro o gato hay que tener un diagnóstico claro y tras una completa anamnesis, que se realiza en la primera sesión, se le aplica el tratamiento en los puntos requeridos según la patología.

agujas

  ¿Cuales son las técnicas usadas?

 

Las técnicas usadas incluyen la aguja seca (de un solo uso y según normativa europea), electroacupuntura (donde se usa un electroestimulador unido a la aguja que potencia sus efectos) y en ocasiones la aquapuntura (inyección de líquidos en el acupunto especifico) y la moxibustión (donde se aplica calor a la zona o a la aguja).

Se puede usar una u otra en función de la patologia y el caracter del paciente.

 

 ¿Cuanto dura una sesión?

 

La duración de cada sesión varía según la edad, patología etc..., pero suele ser de unos 30 minutos.

La frecuencia y el número de sesiones depende del proceso, pudiendo necesitar una única sesión para los problemas agudos más simples y para problemas crónicos más graves lo normal es comenzar con una sesión semanal para luego ir espaciándolas según la evolución.

 

  ¿No les duele?

 

El animal suele permanecer tranquilo, relajado, sin necesidad de sujeción en la mayoría de los casos y por supuesto no necesitan ser sedados para recibir el tratamiento.

samoyedo acupunturalabrador acupunturagato acupuntura

  ¿Funciona?

En nuestra experiencia los resultados obtenidos son muy satisfactorios ya desde la primera sesión, ayudando a disminuir las dosis o incluso retirar las medicaciones orales administradas anteriormente (sobre todo en los casos de control del dolor articular).

 

Si con estas respuestas crees que la acupuntura puede ayudar a tu mascota pide cita en nuestro teléfono o pásate por nuestro mostrador y te aclararemos las dudas que te hayan quedado.

 

¿Cómo puedo saber si mi perro se marea en el coche?

Durante el viaje

La presencia de uno o varios de los síntomas siguientes sugieren que tu perro puede sentirse mareado cuando viaja:

  • Exceso de saliva (babeo excesivo)
  • Jadeo, tragar saliva, lamerse los labios
  • Inquietud, ansiedad, temblor
  • Ganas de vomitar
  • Vómitos

Los síntomas del mareo varían de un perro a otro. Por ejemplo, algunos sencillamente pueden vomitar directamente sin mostrar ninguna otra señal. Sin embargo, si un perro cuando viaja muestra una o más de las señales arriba mencionadas, podría estar sufriendo un mareo.

Antes del viaje

Los perros aprenden rápidamente que los viajes en coche son incómodos, por lo que pueden empezar a mostrar señales de ansiedad tan pronto como se dan cuenta de que van a iniciar un desplazamiento. Algunos vomitan en el coche al iniciar el viaje y otros lo hacen incluso antes de meterlos en el coche.

¿Qué hacer si tu perro se marea?

En primer lugar, no hay necesidad de cambiar o restringir tu estilo de vida ni tus planes de viaje sólo porque tu perro sufra mareos en el coche – existen métodos eficaces y fiables para impedir el problema.

Productos veterinarios

Tú veterinario tiene acceso a una serie de productos que pueden ayudar a prevenir el mareo en coche de tu perro. Algunos de éstos fueron desarrollados inicialmente como medicamentos para los seres humanos, y pueden tener algún efecto secundario, como adormilar al perro. Sin embargo, tu veterinario tiene información reciente que puede ayudarle a impedir que tu perro se maree de viaje sin estos efectos secundarios – así que vale la pena preguntar a tu veterinario sobre los nuevos métodos de impedir las consecuencias del mareo.

Consejos generales

  • Abre las ventanillas un poco para dejar entrar algo de aire para ayudar a que tu perro se sienta mejor.
  • Evita fumar o que persista cualquier otro olor fuerte en el coche.    
  • Para regularmente, para que tu perro baje del coche, corra un poco y beba agua.

Sin embargo, ten en cuenta que estos consejos por sí solos pueden no ser suficientes para impedir que nuestro perro se maree.

Modificación de la conducta

La modificación de conducta consiste en intentar acostumbrar al perro a tu coche gradualmente, incrementando poco a poco la cantidad de tiempo que pasa dentro del mismo. Este planteamiento puede llevar mucho tiempo y no conseguir los resultados deseados a corto plazo.

Si lo has intentado y no ha funcionado bien, no te des por vencido y pide a tu veterinario que te recomiende algún otro modo de impedir el problema.

 

Fuente y más información en: www.mareoviajeperros.es

 

El llamado "golpe de calor" es el nombre común de la hipertermia, una subida del calor corporal hasta tal punto que hay riesgo de daños y mal funcionamiento de los procesos fisiológicos. Sus efectos pueden ser temporales o irreversibles, pueden provocar la muerte, y dependen de cada animal, del tiempo de exposición y de la temperatura. La temperatura corporal media de los perros es de 39º y, para regular el calor, los perros no tienen glandulas sudoríparas extendidas por el cuerpo, como en el caso de los humanos, ellos sólo pueden regular su temperatura mediante los jadeos y algunas glándulas sudoríparas interdigitales. En los días de mucho calor, o durante los traslados y estancias en un coche cerrado, esta regulación puede no ser suficiente y es cuando se presenta el temido golpe de calor. El golpe de calor suele darse en épocas de mucho calor, como es en verano, y cuando hay un alto grado de humedad. Esto provoca que el perro acabe con sus reservas de azúcar y sales minerales, provocando un colapso interno que puede acabar con nuestra mascota en apenas 15 minutos. Si la temperatura interna de nuestro perro supera los 42º, aparecerán una serie de síntomas que irán agravándose con el paso del tiempo.

  • Pérdida corporal de azúcar y sales.
  • Petequias. (Pequeñas manchas de sangre en la piel).
  • Hemorragia gastrointestinal.
  • Insuficiencia hepática.
  • Insuficiencia renal.
  • Edema cerebral.
  • Fallo multiorgánico.
  • La muerte de pacientes ingresados en estado grave puede sobrevenir en 24 horas por depresión y parada respiratoria.

Síntomas del "Golpe de calor"

Estos son los síntomas visibles a tener en cuenta:

  • Astenia, falta o pérdida de fuerza.
  • Temblores musculares.
  • Respiración muy rápida o muy costosa.
  • Cianosis: coloración azulada de la piel causada por la deficiente oxigenación de la sangre.
  • Aumento del ritmo cardíaco.
  • Tambaleo y falta de coordinación.

 

Una vez que aparecen estos sintomas en nuestro perro, tras un periodo de tiempo variable aparece el daño cerebral con entrada en coma y muerte por fallo multiorgánico

 

¿Qué hacer?

Si te encuentras a tu perro en el inicio de un proceso de golpe de calor tienes que aplicar estas medidas de urgencia. Aplicaremos hielo o alcohol en sus axilas, ingles y nuca, masajeando la parte inferior de las extremidades para favorecer la circulación. El enfriamiento debe mantenerse hasta que la temperatura corporal alcance los 39-39,5ºC.

 

No os empeñeis en hacer beber agua al perro, concentraros en lo más importante, conseguir bajar su temperatura y es posible que esto ya sea suficiente para salvar su vida

 

Para ello puedes rociarle o ponerle toallas con agua no muy fría, ya que hay que bajar la temperatura de forma gradual. Seguidamente o a la vez le hidrataremos dándole a beber agua o bebidas isotónicas, pero sin forzarlo ya que puede atragantarse. Una vez que la respiración se haya normalizado debeis llevarlo al veterinario para que le haga un chequeo y asegurarse de que no haya secuelas del shock producido. No debéis olvidar que las complicaciones pueden ser muchas y no todas son inmediatas. Si tu mascota se encuentra en shock, mareada o inconsciente, llévalo urgentemente al veterinario e intenta tomar estas medidas de urgencia durante el trayecto, su vida depende de lo rápido que se le atienda. Es imprescindible que un veterinario lo tenga bajo control y observación para ver su evolución. Lo normal es que le suministre suero intravenoso y también una medicación. Le realizará los análisis oportunos y aplicará diversos tratamientos en función de los resultados. Posiblemente sea necesaria la intubación para aportarlo oxígeno. A través de un electrocardiograma se detectarán posibles arritmias y con una placa de tórax se evaluará el estado de sus bronquios y pulmones. Además, estaremos muy pendientes de una posible septicemia (infección generalizada). Las 24 horas posteriores a la evaluación inicial son las más críticas. Transcurridas unas horas del golpe de calor puede presentarse un fracaso orgánico. Y entre tres y cinco días después de la recuperación pueden aparecer oliguria, ictericia, arritmias cardíacas, septicemia, convulsiones, CID y síndrome de dificultad respiratoria aguda.

Factores de Riesgo

Existen numerosos factores de riesgo que predisponen al golpe de calor:

La edad

Los animales más jóvenes y lo más ancianos se adaptan peor a los cambios de temperatura y presentan una escasa aclimatación al calor.

Algunos tipos de enfermedades

Algunas enfermedades facilitan que se curse un golpe de calor, como el hipertiroidismo, la diabetes mellitus, el síndrome de Addison y la epilepsia, debido a una mala condición corporal.

Algunos medicamentos

La administración de medicamentos que afectan a la capacidad de disipar calor, como los depresores respiratorios y los suministrados para enfermedades cardiovasculares, neurológicas y respiratorias.

Braquicefalia

Los perros "chatos" presentan más riesgo debido a la obstrucción respiratoria superior, asociada a su conformación anatómica anómala.

La obesidad y el pelaje espeso y oscuro.

 

A una temperatura ambiente de 43ºC, un coche con las ventanillas semiabiertas, puede alcanzar los 56º en sólo 10 minutos y más de 70º en 20 minutos

 

Como evitar el golpe de calor

Para eludir el golpe de calor es necesario observar los siguientes cuidados con tu perro:

  • Tener siempre disponible agua limpia y fresca.
  • Mantenerlo en un espacio amplio y bien ventilado.
  • Contar con una zona de sombra amplia.
  • Darle de comer a primera o a última hora del día.
  • Sacarlo a pasear a primera y última hora del día, y al mediodía lo justo para hacer sus necesidades.
  • Evitar que haga ejercicio a horas de mayor calor.
  • Nunca dejarlo dentro de un coche aparcado.
  • Si tienes jardín, deja que juegue un rato bajo los aspersores si le gusta o refréscalo con agua.

  Si os lleváis de viaje a vuestra mascota haced paradas cada 90–120 minutos. Aunque el coche tenga aire acondicionado, el estrés del viaje sumado a alguno de los factores de riesgo anteriores, puede desencadenar una subida de su temperatura. Si ves que va acalorado, moja bien una toalla y deja que se tumbe encima. También se puede de vez en cuando frotar sus almohadillas y el puente de la nariz con un cubito de hielo.

 

Si ves un animal en el interior de un coche estacionado al sol en un día caluroso durante más de 20 minutos y el dueño no aparece, llama a la policia

 

Evitemos entre todos que noticias como esta aparezcan todos los años: Bóxer de 14 meses muere en Barakaldo a consecuencia de un golpe de calor después de que sus dueños lo dejaran durante horas en el coche mientras visitaban Ikea

La Filariosis o enfermedad del gusano del corazón, afecta tanto a perros como a gatos y se transmite a través de la picadura de mosquitos culicoides. El causante de esta patología es un parásito llamado Dirofilaria immitis, un gusano redondo que se aloja y se reproduce en el interior de las cavidades del corazón provocando efectos graves en la salud de las mascotas, incluida la muerte.

¿Puede mi mascota contagiar a mi familia?

No, el contagio siempre viene dado por la picadura del mosquito que aloja al parásito, por lo que el riesgo reside en vivir en una zona endémica de transmisión vectorial, no por el hecho de convivir con un animal infectado.

La filariosis se transmite por varias especies de mosquitos que picando a nuestras mascotas para alimentarse de su sangre, les transmiten el parásito. Si el perro o el gato ya padecen filariosis, el mosquito adquiere las larvas del gusano que se desarrollaran en su interior. Cerrándose un círculo de contagios.

Cuando los parásitos acceden al cuerpo de nuestras mascotas descansan en sus músculos y en los cúmulos de grasa, y allí completan su desarrollo hasta convertirse en adultos. Una vez transcurridos unos meses, inician su viaje hacia el corazón y,  las arterias y venas próximas a este órgano.

¿Cómo puedo proteger a mi perro?

Existen actualmente métodos y productos preventivos que pueden minimizar el riesgo de contagio y que deben aplicarse siguiendo estrictamente las indicaciones de tu veterinario.

Se debe reducir la exposición a mosquitos, especialmente desde el mes de abril al mes de octubre. Evita que tu mascota duerma en el exterior, y escoge las horas de paseo que no sean las primeras o las últimas del día.

En las noches cálidas de verano, a un perro sin protección le pican una media de 100 mosquitos cada noche. Con un medio de protección tan sencillo como el uso de repelentes, el número de picaduras es mucho menor y el riesgo de contraer la enfermedad se reduce drásticamente.

Si piensas viajar a otras zonas te recomendamos leas también nuestro artículo sobre enfermedades transmitidas por los mosquitos.

 

Haz uso de los productos antiparasitarios y repelentes que te prescriba tu veterinario

 

Ciclo Biologico Filaria

 

Todos los que tengáis gato y hayáis tenido que administrarle un comprimido sabréis lo complicado, rozando a veces lo imposible, que puede llegar a ser. Si a la dificultad que nos supone esta tarea le sumamos la importancia de completar los tratamientos prescritos, la situación puede volverse ciertamente estresante. Así es que esperamos que esta guía pueda ayudaros a medicar de una forma tranquila y con final feliz a vuestro gato.

Camuflaje en la comida

En primer lugar, hay que comprobar que el medicamento que se le va a administrar es compatible con la comida. Normalmente se recomienda acompañar la medicación con alimentos, sin embargo no siempre es así. Preguntad a vuestro veterinario para que os aclare este punto.

Seguidamente procederemos a retirarle la comida durante unas 8 o 10 horas, de esta forma nos aseguraremos de que tenga hambre cuando vayamos a administrarle la pastilla. Algunas tabletas están hechas específicamente para gatos llamadas palatables, y podemos tratar de dárselas directamente. Sin embargo, incluso en este caso suele ser muy corriente que nuestro gato se niegue a tragarse su pastilla, por no estar familiarizado con la textura o el sabor.

Esconder la pastilla entera

Pastilla camuflada entera entre la comida.Si la pastilla es pequeña, podemos esconderla en una pequeña porción de su comida favorita, como comida húmeda para gatos, queso fresco, pescado, jamón de york o mantequilla. Aseguraros de que el comprimido está completamente oculto y enterrado. Podemos ofrecerle la comida tanto en un recipiente normal de gato o de nuestra mano.

Aunque hayáis visto con vuestros propios ojos que vuestro gato se ha zampado la comida, aseguraros bien de que también ha tragado la pastilla y no la ha dejado después de comerse el resto. Algunos gatos son especialmente diestros en la búsqueda de pastillas escondidas en la comida. Se comen lo de alrededor y luego la escupen, apareciendo tiempo después los comprimidos en el lugar menos pensado de la casa.

A continuación, podemos darle al gato el resto de su comida de forma normal.

Triturar la pastilla

Otra opción, previa consulta con el veterinario, consiste en triturar la pastilla y mezclarla con los alimentos. Cuanto más sabroso e intenso sea el sabor de la comida, mejor camuflado estará el medicamento. Esta alternativa funciona muy bien cuando el comprimido es palatable. Podréis encontrar en el mercado trituradoras de pastillas que ayudan a aplastarlas perfectamente. 

Contención o “de aquí no te escapas”

Sujeción del gatoSi después de intentar todo lo anterior, nuestro gato mantiene estoicamente su resistencia a tragar el medicamento, probaremos el siguiente sistema paso por paso.

Para ello recomendamos la intervención de dos personas, una para dar la pastilla y otra para sostener al gato de forma suave pero firme.

Colocaremos a nuestro gato sobre una superficie estable y que no resbale, con la que nos sintamos cómodos tanto el gato como nosotros. Dejamos que el gato se siente derecho, de espaldas a nosotros.
Cogemos suavemente cada pata delantera por encima del codo con nuestras manos presionando suavemente contra los lados del gato, como os mostramos en la foto. Las patas delanteras se encuentran sujetas con cuidado entre los dos últimos dedos de cada mano. De esta forma mantenemos al gato en posición vertical evitando que salga corriendo y a la vez tenemos controladas sus patas delanteras y sus uñas. Sosteniendo las patas delanteras evitamos que el gato arañe a la persona que le suministra la píldora. Usaremos nuestro cuerpo y los brazos para mantener suavemente al gato quieto en un área pequeña.

Para gatos nerviosos

Para gatos muy nerviosos o cuando no disponemos de una segunda persona que nos pueda ayudar, podemos optar por envolver a nuestro gato en una toalla.

La toalla será suave y de tamaño medio, si es demasiado grande, nos será complicado manejarla. Ponemos la toalla en el suelo o sobre una superficie plana, estable y cómoda. Seguidamente ponemos al gato en la parte central de la toalla de espaldas a nosotros.

Sujeción con toallaSujeción con toalla

Echamos por encima un lado de la toalla y luego el otro lado alrededor del cuello del gato, para que quede totalmente envuelto y no pueda sacar sus patas delanteras fuera de la toalla. Lo mantenemos firmemente pero con suavidad en la toalla, dejando solo su cabeza al descubierto.

Como introducir la pastilla

Bien, una vez que tenemos a nuestro gato “contenido” con una de las técnicas anteriores, procederemos a administrarle la pastilla. Una vez más, esto resulta mucho más fácil con dos personas, una sujetando al gato y otra dando la tableta.

Es importante tener todo listo antes de mantener sujeto al gato. Tratad de hacer los siguientes pasos rápidamente, pero con calma, para alterar al gato lo menos posible.

Sostener la cabezaColocamos una mano sobre la parte superior de su cabeza. Es recomendable que os acerquéis al gato desde un lado en vez de por arriba, ya que esto es menos amenazante para él. La cabeza debe ser sostenida, suave pero firmemente, entre el pulgar y el índice, extendiendo los dedos hacia abajo a cada lado de la mandíbula, en la esquina de la boca. Mantendremos esta zona con mucha firmeza pero sin lastimar al gato, tomando el control de su cabeza.

Sosteniendo la pastilla entre el pulgar y el índice de la otra mano, inclinamos su mandíbula suavemente hacia arriba con los dedos restantes. Una vez que la nariz del gato está apuntando hacia el techo, le será muy complicado mantener la boca cerrada.

Aguantando suavemente la cabeza hacia arriba, utilizamos el dedo medio de la mano que sujeta la pastilla para tirar de la mandíbula inferior hacia abajo y abrir su boca. Colocamos o dejamos caer rápidamente el comprimido tan atrás en la lengua del gato como podamos. El objetivo es la parte central de la lengua, cuanto más atrás dejemos la tableta más fácil será para el gato tragarla.

Apertura de la bocaIntroducir la pastilla

Mantenemos la mandíbula cerrada durante unos segundos y esperamos a que trague. Frotar suavemente el cuello debajo de la barbilla puede ayudar. Si el gato se lame los labios o la nariz, ya sabes que se la ha tragado.
Puede ocurrir que nuestro gato no se trague la pastilla en el en el primer intento. Siempre que no se convierta en una situación angustiosa, podremos intentar repetir el procedimiento. Recordad que es importante intentar poner la pastilla lo más atrás de la lengua que sea posible.

Ayudar con agua

Suministrar aguaAlgunas pastillas pueden causar daño al esófago del gato si se quedan allí por períodos prolongados de tiempo. Para asegurarnos de que la pastilla se mueve rápidamente hacia el estómago podemos meter una pequeña cantidad de agua en la boca del gato. Coloca una jeringuilla suavemente entre los dientes  e introduce agua lentamente, dando tiempo al gato a tragar. También podemos pegar una pequeña porción de mantequilla en la nariz del gato para que se lama.

 Sabed que para facilitar todo el proceso, hay introductores de píldoras disponibles en las clínicas veterinarias, que nos pueden ayudan a dar la pastilla y el agua a la vez.

Se trata de una especie de jeringa con un émbolo de plástico, que tiene una boquilla suave de goma donde se sujeta el comprimido. Al empujar el émbolo, la pastilla se suelta junto con una pequeña cantidad de agua, ayudando a que se la trague. Podemos usar un poco de mantequilla para lubricar la cápsula o comprimido y facilitar que la trague.

Es recomendable practicar un poco antes de usarlo con el gato.

 

Jeringuilla para administrar pastilla junto con agua.

 Podeis ver un video con algunas de estas tecnicas: 

 

Artículo adaptado y traducído de www.icatcare.org

Siguenos en Facebook

Siguenos en Pinterest

Últimas noticias

  • Los perros notan cuando estas triste

    perro triste
     
    Seguro que tu perro suele actuar como un buen oyente, pero

    ¿realmente nota cuando te sientes mal o su comportamiento solo es para ganar golosinas?.

    Un nuevo estudio dice que las emociones negativas son contagiosas para los perros.
     
    Leer más...  
  • La importancia de controlar la tensión arterial

    Gato-presion-arterial
     
    La hipertensión es un aumento persistente de la presión sanguínea sistólica. A pesar de que se conoce desde hace años y es una enfermedad frecuente, ya que afecta a 1 de cada 6 gatos de más de 7 años, permanece con frecuencia sin diagnosticar.
     
    Leer más...  
  • 8 consejos para evitar problemas en verano

    perro en la playa
     
    El verano ya está aqui y es de esperar altas temperaturas y sus problemas asociados.
    Os vamos a dar 8 consejos para proteger a tu perro en verano y evitar accidentes relativamente frecuentes en esta época del año.
     
    Leer más...  
  • Acupuntura

    acupuntura Os recordamos que en TuCan usamos la acupuntura desde hace tiempo y los resultados son muy buenos, la estamos usando en perros y gatos con dolores articulares, inflamaciones, prurito, displasia de cadera y codo, incontinencia urinaria entre otras. la mejoría es evidente desde las primeras sesiones.
    La acupuntura consiste en la inserción de unas agujas extremadamente finas en puntos concretos del cuerpo. Se trata de una técnica totalmente indolora con la ventaja de que permite combinarla con la medicina convencional.

    Podéis leer más en este articulo sobre Acupuntura Veterinaria

     
  • Consejos para el otoño

    perro-en-bosqueSe acabó el verano y con él los problemas relacionados con el calor.
    Ahora llega el otoño y tenemos que estar preparados para los inconvenientes típicos de esta estación.
    Leer más...  
  • 10 Formas de ayudar a un perro con artrosis

    perros con artrosis

    Cuando tu perro tiene artrosis los dolores se convierten en algo cotidiano. Por suerte, hay unas cuantas cosas que puedes hacer para aliviar sus dolores y hacerle que se sienta mejor.

    Leer más...