Hospitaltucan

CHEQUEO PREOPERATORIO

El chequeo preoperatorio es un procedimiento importante para maximizar la seguridad siempre que vayamos a realizar una cirugía en la clínica veterinaria.

¿Para qué sirve?

Las pruebas que le realizamos al paciente durante el chequeo preoperatorio nos sirven para determinar el riesgo que tenemos durante la anestesia y la intervención quirúrgica.

Las pruebas preoperatorias sirven para verificar el estado de salud del paciente y darnos una mayor seguridad para encarar la anestesia y la cirugía de cada paciente.

De ahí la importancia de someterse a todas las pruebas abajo descritas.

Las pruebas exigidas en el chequeo preperatorio dependerán del tipo de cirugía, tipo de anestesia, y de la edad y condición clínica del animal.



El veterinario estudiará el resultado de todas las pruebas preoperatorias realizadas, valorará su estado general y le realizará la anamnesis orientada al tipo de cirugía a practicar.

La validez de los resultados obtenidos en el preoperatorio varía en función del estado del paciente, pero en general no recomendamos superar las 3-4 semanas entre las pruebas y la cirugía.

¿Qué pruebas componen el preoperatorio?

La auscultación es básica en un examen preoperatorio

En Tucan realizamos básicamente 3 tipos de preoperatorios

Chequeo preoperatorio básico

Este preoperatorio lo recomendamos en animales jóvenes, sin patología conocida y para cirugías simples.

Consiste en

Chequeo preoperatorio normal

Además de las pruebas anteriores incluye:

Chequeo preoperatorio avanzado

Este chequeo esta indicado en animales geriátricos, con enfermedades previas o con sobrepeso.

Además de las pruebas de preoperatorio normal incluye:

¿Qué pasa si se detectan alteraciones en el preoperatorio?

Entre un 2-3% de los casos detectan anomalías en los resultados que lo hacen incompatible con la cirugía.

En estos casos la cirugía se pospone, pudiendo aconsejar pruebas complementarias para diagnosticar la enfermedad detectada o directamente poner un tratamiento para resolverla.

Una vez recuperados los valores normales se procederá a realizar la cirugía.

Si debido al carácter urgente de la cirugía esta no se puede retrasar, estas pruebas nos permitirán, dentro de lo posible, realizar la anestesia y cirugía con la mayor seguridad.

Salir de la versión móvil