Escrito por: Javier Roldán

Chequeo Geriátrico Perros y Gatos

Si tienes un perro o gato mayor que te parece que está sano y quieres que siga así muchos años, debes hacerle una revisión que incluya un chequeo geriátrico.

Las estadísticas nos dicen que más de un 17% de los gatos y el 25% de los perros, de mediana edad o mayores que se muestran perfectamente sanos en una exploración física rutinaria, tienen alguna alteración subyacente.

La experiencia adquirida por el equipo de TuCan durante más de 20 años, nos ha permitido desarrollar un chequeo geriátrico para mascotas.

Este chequeo incluye pruebas y analíticas con un precio ajustado que nos ayudan a detectar estas alteraciones. 

Una vez detectadas, con el tratamiento correcto y una buena prevención nos permitirán ayudarte a que vivas feliz con tu mascota muchos años.


Tu gato tiene ya 8 años o más y notas que últimamente bebe y orina más que antes, que esta más despeluchado, se asea menos que antes, que le cuesta subirse a los sitios o está más decaído, no lo dudes:
necesita una revisión con un chequeo geriátrico.

Si notas que tu perro se cansa más que antes, que le cuesta levantarse o tumbarse, tose por las noches o que le huele mal el aliento, entonces:
necesita un chequeo geriátrico.

La importancia del chequeo anual

Cuando nuestras mascotas se vuelven geriátricas, su organismo va perdiendo eficacia y se vuelven más vulnerables. Esto facilita la aparición de distintas enfermedades como afecciones cardíacas, problemas digestivos, artrosis, insuficiencia renal o alteraciones en su metabolismo. 

Por eso es sumamente importante acudir al veterinario al menos una vez al año para que podamos someter a tu fiel compañero a un chequeo completo. Recuerda que con un diagnóstico precoz podremos aplicar el mejor tratamiento para hacer frente a la enfermedad. 

La prevención es el mejor tratamiento.

No lo dudes, cuida la salud de tu mascota en edad geriátrica con un chequeo anual, sin esperar a que notes signos de enfermedad.

Su calidad de vida está en tus manos.

Los chequeos geriátricos te permitirán pasear felizmente con tu perro muchos años

Servicios incluidos en el chequeo geriátrico

El chequeo geriátrico en TuCan incluye las siguientes pruebas:

  • Anamnesis: Revisaremos el historial de tu mascota, vacunaciones y desparasitaciones, los cambios en su comportamiento y cualquier cambio que haya aparecido últimamente.
  • Exploración: Valoraremos el estado general de tu mascota atendiendo a su peso y condición corporal. Sobre todo hay que atender a aumentos o disminuciones de peso sin una causa aparente.
    Después hacemos un examen completo de cabo a rabo, examinando los ojos, oídos, boca y dientes, nariz, cuello, columna, extremidades, piel, uñas, pelaje, aparato genitourinario, ganglios linfáticos, etc. Para terminar auscultamos el corazón y los pulmones para comprobar su correcto funcionamiento.
  • Analítica completa de sangre y orina: Nos indica cual es el estado general del animal y la funcionalidad de órganos internos importantes como el riñón, las tiroides o el hígado.
  • Radiografía abdominal y de tórax: En ellas valoraremos el tamaño y forma de los órganos internos (hígado, bazo, riñones, corazón), los huesos de tu mascota ( columna vertebral y articulaciones ) . Por último nos ayudan a poder detectar metástasis pulmonares o tumores abdominales.
  • Toma de tensión: Detectar y tratar la hipertensión a tiempo puede evitar alteraciones importantes en los riñones, los ojos y otros órganos.
  • Diagnóstico y asesoramiento preventivo: Con el resultado de todas las pruebas obtenemos un diagnóstico sobre el estado de salud de tu mascota. Si se detecta alguna alteración te propondremos las pruebas complementarias necesarias y el tratamiento a seguir. Además te asesoramos sobre los cuidados que necesita tu mascota en edad geriátrica.

Llámanos al 944 615 077 y pide una cita

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.