Escrito por: Javier Roldán

Problemas de la próstata del perro

La próstata es una glándula sexual accesoria del perro y gato macho. Se localiza en la parte posterior de la vejiga rodeando la uretra.

A partir de los 5 años es frecuente apreciar aumentos de tamaño de la próstata en el perro, (no así en los gatos donde no da problemas) por lo que las afecciones de próstata son bastante comunes entre los perros de mediana y avanzada edad.

La esterilización es la mejor manera de prevenir y curar este tipo de patologías.

El diagnóstico precoz y un tratamiento adecuado ayudan a controlar de manera satisfactoria la enfermedad, en la mayoría de los casos.

Síntomas

Existen muchas enfermedades de próstata y la mayoría de ellas están inducidas por las hormonas masculinas. Es por ello que la castración es un tratamiento preventivo muy eficaz.

Las enfermedades de próstata, de manera independiente de cuál sea su causa, presentan una serie de síntomas que se pueden dividir en cuatro grupos:

  • Síntomas urinarios, entre los que se encuentran la dificultad o dolor al orinar, la aparición de gotitas de sangre por el pene independientes de la orina y finalmente orina con sangre e incontinencia urinaria.
  • Síntomas digestivos, debidos a la presión de la próstata sobre el intestino, de manera que puede producir estreñimiento, dolor al defecar u otros cambios como heces con forma aplanada.
  • Signos locomotores, que son aunque menos habituales también se observan y se caracterizan por síntomas como cojera, rigidez al andar , dificultad para levantarse y que son debido a la presión de la próstata sobre los nervios en la zona pélvica.
  • Síntomas generales, que son bastante habituales, presentándose en más de la mitad de los casos síntomas como: fiebre, dolor generalizado, depresión, falta de apetito, pérdida de peso o vómitos.
Próstata perro
El aumento de tamaño de la próstata puede producir compresión en la uretra, recto y nervios.

Las enfermedades de próstata cursan con diferentes procesos:

  • Hiperplasia benigna. Afecta a los machos no castrados y se debe al influjo hormonal. Este caso es de los que mejor pronóstico tiene, ya que mediante la castración química o quirúrgica se consigue reducir su tamaño.
  • Prostatitis bacteriana. Se trata de uno de los casos más frecuentes. Puede presentarse de manera repentina y permanecer como crónica.
  • Quistes prostáticos y paraprostáticos. En algunas ocasiones se producen acumulo de líquido en el interior de la próstata (quistes prostáticos) o en la zona adyacente (quistes paraprostáticos). Estos quistes, en ocasiones, pueden alcanzar tamaños muy grandes y además de tratar la causa pueden necesitar de su drenaje mediante cirugía.
  • Neoplasia Prostática. La aparición de tumores que afectan a la próstata es mucho menos habitual que en el hombre, pero cuando se presenta suele ser muy agresivo.

Diagnóstico

Frente a las patologías prostáticas, la mejor arma es el diagnóstico precoz y la aplicación de tratamientos adecuados.

La reacción rápida de los dueños para acudir al veterinario frente a los siguientes síntomas es fundamental:

  • Estreñimiento.
  • Dificultades para orinar o presencia de sangre en la orina.
  • Aparición de gotas de sangre en prepucio, en su cama o por la casa.
  • Cojera o manera de caminar extraña.
  • Y aunque presentes en muchas patologías siempre hay que revisar si aparece fiebre, malestar general, depresión, falta de apetito, pérdida de peso o vómitos.

La exploración de la próstata se hace a través del recto. Con la mano enguantada se inserta con suavidad un dedo con lubricante en el recto. Para facilitar la palpación rectal puede usarse la mano libre para empujar suavemente la próstata hacia una posición más caudal mediante palpación abdominal. La próstata puede presentar un aumento de tamaño y sobresalir en sentido craneal por encima del borde de la pelvis, presentar contorno irregular o zonas duras.

El método más efectivo para orientar en el diagnóstico adecuado es la radiografía y mejor la ecografía, aunque para confirmarlo se deberá recurrir a una citología o a una biopsia.

Las técnicas de diagnóstico por imagen, como la radiografía o la ecografía, son útiles para llegar a un diagnóstico de la enfermedad.

Tratamiento

El tratamiento puede ser médico o quirúrgico y depende del tipo de patología, grado de afección o edad del paciente.

  1. El tratamiento médico puede ser a base de hormonas que producen una especie de castración química, con antibióticos para controlar las bacterias que pueden estar implicadas y con medicamentos que ayudan a reducir la inflamación del tejido.
  2. Entre las posibilidades quirúrgicas está la castración, eficaz en la mayoría de los casos. En algunos casos puede requerir además el drenaje de los quistes cuando su tamaño lo requiera. Una última opción es la extirpación cuando el problema es tumoral pero puede ir unido a complicaciones.
Próstata aumentada de tamaño en una radiografía
En una radiografía se puede ver la próstata aumentada de tamaño

Es más fácil prevenir las enfermedades contratando un PLAN DE SALUD ANUAL. Te informamos en https://hospitaltucan.com/plan-de-salud-perros/

Resumen

  • Acudir al veterinario cuando se detecten síntomas como: cojera, estreñimiento, sangre en la orina o pérdida de apetito, entre otros.
  • A partir de los siete años o incluso antes, según determine el veterinario, llevar a cabo revisiones periódicas para detectar y diagnosticar la enfermedad cuanto antes.
  • Una vez que el perro ha sido diagnosticado, cumplir el tratamiento recomendado hasta su finalización aunque aparezca una pronta mejoría para evitar que el problema se haga crónico.
  • Tener en cuenta que la castración y la esterilización son métodos preventivos eficaces contra la enfermedad.

2 comentarios en «Problemas de la próstata del perro»

  1. MI PERRO TIENE 10 AÑOS. HA LLEVADO UNA VIDA SANA Y MUY ACTIVA. DE UN DIA A OTRO TUVO PROBLEMAS AL ANDAR CON LAS EXTREMIDADES POSTERIORES. LE DETECTARON PROSTATITIS Y ESTA EN TRATAMIENTO PARA ESTABILIZARLO (tiene problemas para caminar) ANTES DE OPERARLO (castración). NO HA TENIDO MEJORIAS EN EL CAMINAR, AUNQUE COME BIEN, ORINA Y DEFECA. LA DOCTORA QUE LO ATIENE ME DICE QUE EXISTE LA POSIBILIDAD QUE DESPUES DE LA OPERACION, MI PERRO QUEDE POSTRADO Y NO PUEDA CAMINAR………QUE HAGO?…….YO ME ANIMO A LA OPERACION Y ESPERAR QUE REACCIONE Y CAMINE……..SE LO PUEDE AYUDAR CON FISIOTERAPIA POST-OPERACION……….ESPERO SUS CONSEJOS……..GRACIAS DE ANTEMANO

    Responder
    • Buenas tardes Antonio, la cirugía de castración no debería ser un problema. Otra cosa es que implique la mejoría en la movilidad. Como alternativa a la cirugia existe un tratamiento inyectable que puede ayudar a reducir el tamaño de próstata.
      Si esa es la única causa del problema neurológico, Lo normal es que la recuperación sea relativamente rápida.
      Para asegurarse siempre se pueden hacer otras pruebas de imagen (R.M., ecografías, etc…).
      Suerte y un saludo

      Responder

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.