Escrito por: Javier Roldán

Higiene dental

Una correcta higiene bucal en nuestras mascotas, garantiza la prevención de enfermedades graves, que comprometen no sólo la salud de su boca, si no la de todo su organismo. Las patologías bucales pueden generar afecciones en diferentes órganos del cuerpo, como son los riñones, el corazón y las articulaciones.

Como conseguir una buena higiene dental

El cuidado y la limpieza bucal de nuestras mascotas se apoyan en los tres puntos siguientes:

  • El uso de un dentífrico especial para animales, aplicado con un cepillo pequeño de cerdas suaves. El cepillado requiere adiestramiento y paciencia, pero se consigue que el cachorro se acostumbre a partir de los 6 meses de edad, siendo suficiente con tres veces por semana. Los dentífricos contienen enzimas destinadas a actuar en la boca, favoreciendo que la placa pegada al diente se desprenda, incluso cuando no nos ha sido posible realizar el cepillado.
  • El sarro ya formado sólo puede ser eliminado con una limpieza bucal bajo anestesia, realizada por su veterinario.
  • Visita regular al veterinario para un chequeo periódico, que incluya la exploración física de la cavidad bucal. Una visita anual suele ser suficiente en perros jóvenes y en los más mayores se aconsejan dos reconocimientos anuales.

También es necesario revisar la dentadura de los perros y gatos jóvenes para comprobar que no persistan los dientes «de leche», es decir, controlar que solo tenga los definitivos. En este caso, su veterinario comprobará si es necesaria la extracción del diente de leche para facilitar la colocación del definitivo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.